Tu

– Violín –

– Piano –

En IMPROVE hacemos las cosas de forma diferente. Dejamos a un lado el modelo tradicional y ponemos en práctica las metodologías más actuales. Conseguimos resultados diferentes porque prestamos atención a detalles diferentes. 

Ha llegado el momento de poner el foco exhaustivamente en la personalidad musical de cada alumno, alimentando su motivación y sus intereses particulares, de modo que se generen diferentes propuestas y proyectos musicales a largo plazo y, en definitiva, favoreciendo el resurgimiento de músicos genuinos.

A continuación encontrarás algunas características de las sesiones:

Pedagogía del s.XXI
Loop Feedback
Entrenamiento Auditivo
Tecnología Integrada
Repertorio Funcional
Técnicas de Estudio
Alto Rendimiento
y muchas más...
Previous
Next

Pedagogía s.XXI

Loop Feedback

Entrenamiento Auditivo

Tecnología Integrada

Repertorio Funcional

Personalización

Auto-regulación Motivacional

Alto Rendimiento

Improvisación

Orientación

Técnicas de estudio

Colaboraciones en grupo

Aquí puedes ver una síntesis de nuestra metodología:

Se procura estimular el aprendizaje a través de retos alcanzables, convirtiendo las dificultades en alicientes.

Nuestro sistema de trabajo se basa en un tipo de comprensión de la música fundamentalmente perceptiva, donde el oído gobierna todos los procesos, incluida la técnica. La teoría llega después; la teoría no suena.

Una adecuada educación exige desarrollar en el alumno la habilidad de ser auto-suficiente y poder autorregular cada aspecto de su propio aprendizaje, como el deseo de practicar, la selección del repertorio, mantener la concentración, la voluntad de auto-superarse, etc.

Sin diversión no hay aprendizaje. En una clase amena y divertida el alumno se desenvuelve con naturalidad y puede expresarse y comunicarse sin barreras. La música produce delectación: el proceso para aprenderla debe procurarlo también. 

La capacidad comunicativa y expresiva a través del instrumento es estimulada de forma prioritaria y desde los primeros estadios del aprendizaje. Esto permite transmitir las propias emociones, entender y proyectar la idea musical de la obras, captar el feedback del público y adaptarse en consecuencia.

El método es inclusivo porque se adapta al alumno, y no al contrario. Cada alumno muestra unos intereses y unas necesidades concretas y un ritmo de aprendizaje personal que el profesor debe tener en cuenta. Elementos como el repertorio, la dificultad, las actividades, el ambiente, etc., son susceptibles de ser adaptados.

Se aprovecha la capacidad creativa del alumno para crear, para combinar conocimientos propios, para vivir experiencias musicales nuevas, para componer e improvisar. El conocimiento no es algo fijo, es alterable, está en continua transformación. Todo lo tratado en clase se trabaja desde un punto de vista creativo.

Procuramos el desarrollo integral del músico dedicando tiempo a la mejora de las habilidades musicales fundamentales, como la discriminación auditiva, la improvisación, el análisis, la apreciación musical, el crecimiento personal, la capacidad crítica, la resolución de problemas, etc. El arte y el artista no pueden reducirse únicamente a la pura decodificación de partituras.

Orientación al éxito

Velamos porque todos los alumnos tengan las mismas oportunidades. Nos volcamos para que cada uno de ellos desarrolle su mayor potencial.

En IMPROVE redefinimos la palabra éxito: «aproximarte cada vez más a lo que más deseas».